Nueva batería de medidas para el bienestar animal en Australia

En el Territorio de la Capital Australiana en los próximos seis meses entrará en vigor una ley orientada a la protección del bienestar animal. Una de las bases en la que se apoya dicha ley es en el reconocimiento de que los animales tienen sentimientos, hecho que ha sido demostrado científicamente numerosas veces.

Medidas para el bienestar animal

PerroUna de las medidas que se contemplan en esta ley es la obligatoriedad de salir a pasear con el animal o, dicho de otra forma, la prohibición de mantenerle 24 horas en el hogar. Esta norma no se refiere solo a perros, afecta a todos los animales exceptuando gallineros, pájaros o gatos. Además, al medida irá acompañada de sanciones económicas.

Otro aspecto afronta el bienestar físico del animal: descuidar su estado puede conllevar multas o incluso penas de prisión.

La ley incluye nuevas penas para aquellos que abandonen a sus animales o los dejen encerrados en vehículos así como para quienes cometan maltrato animal. Además, las penas por participar o organizar eventos ilegales (peleas de perros por ejemplo), se agravan hasta los 3 años de cárcel y 48.000 dólares australianos.

Por último decir que esta nueva ley contempla que los animales no son propiedad de los humanos.

Nuestra opinión

En Anut Educación Canina en Segovia nos alegra que poco a poco el mundo vaya tomando conciencia en lo referente a bienestar animal. Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer. Día a día nos encontramos con el negacionismo hacia que los animales sean considerados individuos sintientes, con intereses y emociones propias… El trabajo de numerosos científicos ha demostrado que sí tienen intereses y sí tienen emociones, y convivir con un animal sin entender esto puede llevar a una situación de conflicto entre el humano y el otro animal.

En nuestro campo, el de los perros, vemos continuamente animalePerro de raza boxer corriendos en situaciones críticas, con un bienestar tanto físico como emocional precario, situaciones en las que no se respetan ni las necesidades etológicas más básicas. Que decir que no respetar dichas necesidades es el origen de muchos de los problemas de comportamiento que podemos encontrarnos en el día a día.

Es necesaria una concienciación mayor a nivel social pero también un compromiso con las corporaciones municipales y demás órganos públicos para que avancemos no solo hacia un horizonte libre de maltrato animal, si no uno en el que los animales sean respetados y entendidos como lo que son, individuos con necesidades, con sentimientos y con intereses propios.

Fuente: El Confidencial

Comparte el contenido:
Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.