Seprona interviene una granja de perros en Zaragoza. Encuentran 544 perros

El pasado 28 de Mayo agentes del Seprona junto técnicos del Servicio Veterinario Oficial de la Oficina Comarcal Agroalimentaria (OCA) de Caspe, se personaban e inspeccionaban una finca en Zaragoza encontrándose una granja de perros con una gran cantidad de animales en condiciones higiénico-sanitarias deplorables.

Instalaciones

Las instalaciones eran pésimas. Algunos perros estaban sueltos en diferentes recintos mientras que otros se encontraban encerrados en jaulas para conejos, con un total abandono de higiene o cuidados veterinarios. En otro espacio se encontraban hembras con cachorros (en igual condiciones lamentables). Además se encontraron medicamentos veterinarios cuyo uso no estaba autorizado.

También se encontraron bidones con restos de animales quemados.

Por supuesto, no había permiso alguno de núcleo zoológico.

Perros «incautados» de la granja

Se rescataron 294 perros adultos y 250 cachorros de las siguientes razas: Bichón Maltés, Caniches, Yorkshire, Pomerania, Shi Tzu y Ratonero Valenciano. Debemos tener en cuenta que estas razas tienen una gran salida en el mercado nacional de «animales de compañía».

El horror de la granja de perros

Esta noticia no es un caso aislado. Cada vez con mayor frecuencia encontramos incautaciones de animales en granjas de perros totalmente clandestinas. Pero la solución no solo pasa por clausurar estas granjas, muchos de los perros que son adquiridos en tiendas de animales, provienen de grajas de perros situadas en otros países, que mandan a los cachorros en auténticos camiones del horror.

Como hablaremos próximamente en un artículo específico sobre estas granjas de perros, a parte de la evidente falta de ética y auténtica barbaridad de su mera existencia; la incorporación al hogar de un cachorro procedente de uno de estos lugares, suele ser problemática, tanto por motivos veterinarios como conductuales. Cada día más tratamos a perros con problemas de comportamiento, tendencias hacia el miedo y reactividad procedentes de estos lugares.

Se debe generar una conciencia a nivel social que impulse medidas legislativas que acaben con esta situación, como recientemente ha hecho Reino Unido con la Ley Lucy.

Desde Anut Educación Canina apostamos firmemente por la adopción. Pero en caso de querer adquirir un perro, recomendamos encarecidamente investigar sobre criadores legales que cumplan una serie de requisitos (que no críen más de dos razas, permitan ver a la madre con los cachorros, permitan conocer al padre, tengan a los perros en espacios confortables y vigilen mucho su bienestar, entre otros).

 

 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.