Posibles efectos neurológicos de Bravecto y otros productos con isoxazolina.

Daniel Jiménez 14/01/2020

Hace unos meses la FDA lanzaba un aviso sobre los posibles efectos de Bravecto en el organismo de nuestros peludos. Hemos traducido el comunicado para que saquéis vuestras propias conclusiones. 

Hace unos meses la FDA lanzaba un aviso sobre los posibles efectos de Bravecto en el organismo de nuestros peludos. Hemos traducido el comunicado para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Debemos ser conscientes de qué damos a nuestros perros y de los efectos que pueden causar sobre su salud y comportamiento. Antes de dar algo, infórmate.

Comunicado de la FDA

La FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos alerta a propietarios y veterinarios sobre los potenciales eventos neurológicos adversos asociados a determinados productos. Se refieren conocidas marcas de productos para la prevención de pulgas y garrapatas basados en isoxazolina.Bravecto

Estos productos obtuvieron sus respectivas aprobaciones de la FDA pero, una vez en el mercado, los datos recibidos tras los controles rutinarios indicaron anomalías. Animales tratados con ellos han experimentado cuadros adversos de ataxia, temblores musculares y convulsiones. Los medicamentos mencionados son Bravecto de vía oral para perros, Bravecto de uso tópico para gatos y perros, Nexgard y Simparica, ambos de vía oral para perros.

Dos productos adicionales de esta clase acaban de recibir la aprobación de la FDA. Credelio en vía oral para perros y Revolution Plus para gatos. Ambos están destinados al tratamiento de pulgas y garrapatas; el último de ellos también para filaria y algunos parásitos gastrointestinales.

La FDA está trabajando con los fabricantes para que incluyan un nuevo etiquetado informativo en el que se subrayen los potenciales eventos neurológicos asociados, ya que han sido observados de forma consistente y repetida.

FDAAún así, la FDA tras revisar los datos y estudios, considera que siguen siendo seguros y efectivos en la mayoría de animales. Consideran asimismo que este nuevo etiquetado proporciona la información necesaria, facilitando a los veterinarios la toma de decisiones de forma individualizada. Los veterinarios deberán hacer uso de su especialización para hacer una revisión de los historiales clínicos y determinar qué producto es más apropiado para cada animal.

La FDA continúa monitorizando eventos adversos sobre estos productos y anima a veterinarios y propietarios a informar sobre cualquier asunto relacionado, bien directamente a los fabricantes (que están obligados a  informar a la FDA) o directamente a la agencia.